martes, 23 de febrero de 2010

"HISTORIAS DE AMOR Y DESAMOR" .UNA VISIÓN CONTEMPORÁNEA DEL AMOR (1981)

Por: Yuli Paola Romero


Para el profesor Libardo Vargas Celemín uno de los escritores que introducen en la década de los sesenta la modernidad en la narrativa del Tolima es Roberto Ruiz. Así mismo, la producción literaria de Roberto Ruiz juega un papel muy importante en la historia literaria del departamento porque, y como lo señala Leonardo Monroy, sus obras, en especial su novela Beekland 2-7-1, “ Funcionan como momentos de quiebre en la narrativa del Tolima por la experimentación en la estructura- en la que ya se revelan recursos como el de la metaficción, el dialogismo, el cambio constante de narradores y narratarios, y la reelaboración del tiempo lineal…su aporte a la novela del Tolima puede ser el de la renovación de las formas y los contenidos a tratar”.

Frente a estas afirmaciones, en el siguiente comentario se hará una evaluación crítica a algunos cuentos que integran el Libro Historias de amor y desamor, en el cual se puede descubrir la exploración de tópicos universales, los aspectos renovadores en sus formas de representación, así como el empleo de técnicas narrativas que permiten inscribirlo dentro de la modernidad literaria.

Historias de amor y desamor se compone de 14 cuentos que desarrollan como eje temático el amor en sus diversas manifestaciones, así como los conflictos, angustias y traiciones que generan en el ser humano. En el libro de Roberto Ruiz se pretende revitalizar la reflexión en torno al amor desde una visión más universal y contemporánea. En la obra se encuentra las historias de mujeres y hombres que asumen ese sentimiento de distintas formas: el amor filial, sublime, pasajero, el amor por interés, el amor por la lucha social, el amor condenado a la rutina, el amor prostituido, el amor por la literatura, por el deseo carnal y por la pareja, entre otros.

En el primer cuento “En la madrugada” se presenta a un narrador personaje quien a través de una carta divaga y reflexiona sobre su existencia, el sentido del arte y la relación afectiva con su pareja. Para el narrador de esta historia su único y verdadero amor es la literatura: “Que es mi oficio, mi hábito, mi enfermedad, otros de mis vicios” (5). Mediante el género epistolar el narrador hace catarsis para concluir que el amor por su pareja no es superior al que el siente por el arte. Así se lo hace saber a Cuchi quien es el narratorio de la carta: “a pesar de ocupar un puesto importante en mi vida (pienso que eres mi mejor amiga) no eres lo mas importante, no eres lo que mas amo…” (5). El cuento presenta procesos escriturales de la modernidad literaria como el monólogo interior y el ejercicio de la autoconciencia de escritura que también ha sido considerada uno de los recursos de la “Metaficción postmoderna”, de ahí que “En la madrugada” pueda ubicarse dentro de este matiz genérico.

El amor trivial, efímero o pasajero se expresa en “Bajo el cielo de…”; aquí se narra la historia de una pareja que se conoce en un barco y se sumerge en una relación amorosa que termina cuando Oddtte (personaje femenino) decide continuar sola su viaje, dejando a la deriva y con un sabor a soledad a ese hombre que se quedó en el puerto de Cartagena. En “Bajo el cielo de…”Se presenta un diálogo entre los dos personajes quienes transmiten una visión contemporánea del amor y la relación de pareja, que en la actualidad se caracteriza por ser fugaz, porque solo interesa entregarse de manera desenfrenada al deseo carnal, sin aferrarse a ese sentimiento. Lo anterior nos permite decir que el tratamiento del tópico del amor en el cuento de Roberto Ruiz se aleja de concepciones románticas como se expresa en las obras Los sufrimientos del joven Werther, Romeo y Julieta o En busca del tiempo perdido.

Haciendo un paralelo entre Carlota de Los sufrimientos del joven Werther y la Oddtte de “Bajo cielo de…” se puede descubrir dos formas distintas de pensar, de asumir la vida y el amor. Para Carlota, el amor está condicionado por normas y ciertos formalismos sociales, así como la posición de la mujer mariana, virtuosa, fiel, pudorosa y entregada a su familia y esposo. En cambio Oddtte es una mujer con libertad, que se entrega mas al placer de los sentidos; de ahí que muestre su faceta hedonista.

En la siguiente historia del libro aparece un amor comprometido con la lucha social. Es el caso del cuento “La muñeca rusa” que presenta la confrontación y disertación de varias voces, las cuales dialogan sobre las injusticias y desigualdades en el país. “La muñeca rusa” es una de las creaciones de Roberto Ruiz con un alto grado de experimentación técnica. En primer lugar porque el cuento está estructurado mediante el diseño de las cajas chinas (una historia dentro de otra). Allí se presentan las historias de Jairo y Memo quienes asumen una posición crítica y cuestionadora frente a los políticos que dirigen la nación. Estos dos personajes deciden crear un cuento sobre prostitutas, que viene acompañado del ejercicio de la autoconciencia narrativa: “tengo un cuento craneado - me dijo-ya le di los últimos toques esta noche con memo… Bien, que ocurre entonces? Los tipos que están habituados a su ración de puta cada viernes o sábado quedan jodidos. Y es posible, por eso, que la índole de violaciones aumente y muchas mujeres se cuiden de salir solas a la calle (161-162).

En la muñeca rusa subyacen otros recursos narrativos o formales, los cuales pertenecen en su mayoría a formas literarias de la modernidad, como las estructuras fragmentadas, la polifonía de voces y los cambios de la voz narrativa (extradiegetico-intradiegetico).

En “La predicción” nos encontramos con otra clase de amor prostituido. Aquí aparece una pareja que realiza un viaje a Isla Margarita. En este sitio Patricia da rienda suelta a su sexualidad, para disfrutar los placeres carnales sin condicionamientos sociales, religiosos o morales. No obstante su pareja no comparte la forma como ella siente y asume el amor. El conflicto de esta historia se da cuando Patricia sostiene relaciones sexuales con un hombre negro y es por eso que el compañero de Patricia se siente traicionado y humillado: “En su cuerpo no había ningún rasguño ni el menor indicio de haberse resistido a la propuesta del negro: lo único violado era mi buena fe” (109).

La anterior valoración crítica de algunas historias que integran el libro de cuentos Historias de amor y desamor, nos permite sacar una serie de conclusiones. La primera es que Roberto Ruiz utiliza procesos escriturales modernos y/o experimentales con los que logra materializar una visión contemporánea del amor, así como las formas distintas de verlo y sentirlo, distintas maneras de gozarlo, entenderlo o padecerlo. Cabe anotar que Roberto Ruiz es uno de los escritores más significativos en las letras del Tolima. Es por eso que se espera un mayor interés para que sus obras artísticas sean analizadas con profundidad y de esta forma, reconocer el aporte que hizo a la narrativa regional y nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada