martes, 23 de febrero de 2010

LA MAGNIFICA TRAGEDIA (1986) DE POLICARPO VARÓN

Por: Miguel Cortés

Policarpo Varón es el autor de “El festín”, considerado un cuento representativo de la violencia en Colombia. Otro de los textos narrativos de este escritor nacido en San Bernardo (Tolima, 1941) es La Magnifica Tragedia. Para Cesar Valencia Solanilla “la magnífica tragedia es una obra literaria significativa en la narrativa Colombiana de los últimos años, que contiene reflexiones, pensamientos, poemas y relatos”, los cuales presentan elementos eróticos y el ejercicio de la autoconciencia en la escritura.

Dichas particularidades se observan en el primer cuento que se titula igual que el libro “La magnifica tragedia”. Aquí un autor ficticio anónimo reconstruye las vivencias, derrotas e incertidumbres de un grupo de artistas (Silvio, Edna y Mirta) quienes tienen encuentros sexuales que al parecer no resultan placenteros para ellos. En el relato, el autor ficticio anónimo inscribe comentarios autoconscientes sobre su trabajo escritural como se puede evidenciar en la siguiente cita: “La parte narrativa de este relato ha concluido. Me gustaría, sin embargo, señalar dos o tres cosas; son importantes para el entendimiento del procedimiento, del personaje directamente implicado.”(p 18).

El autor ficticio anónimo también realiza llamados de atención al lector no solo para mostrar el carácter ficcional del texto que está elaborando, sino también para que el lector se interese por la historia contrariada de los tres artistas que él está recreando; de ahí que él lector asume su tarea de cocreador. Así se evidencia cuando el autor ficticio anónimo le indica lo siguiente: “El lector de este relato debe acompañar su lectura de las palabras omitidas, resolver las dudas de Edna, Mirta lo mejor razonar sus certidumbres, su metafísica y su verdad, de Silvio; imaginar los gestos (maduros en Mirta, vacilantes en Edna)” (19).

El erotismo y el ejercicio de la autoconciencia de escritura subyacen en la narración “La chica difícil”. Aquí un autor anónimo reconstruye las primeras relaciones amorosas y sexuales de Consuelo quien aprende y experimenta el erotismo en todos sus noviazgos. Así lo señala el autor anónimo: “1963.-Tres noviazgos. Crecen: la acción, las expectativas, las necesidades deseantes, el placer culposo y culpable” (22) En este cuento también hay manifestaciones de la autoconciencia narrativa que logra llamar la atención del lector desde el inicio de la historia: “(disculpe la lectora, el lector pudoroso, los vaquiles; como me lo contaron se lo cuento).

Otro de los cuentos que integran La magnifica tragedia es “El hombre cerril”. En este relato se presenta la historia de Félix, un hombre que se dedicaba a espiar a Victoriano quien se convertiría en uno de los personajes de una narración ficticio. Por esta razón, Félix decide acercarse a Victoriano, tanto que terminan compartiendo su incomunicación y soledad con el mundo. En “El hombre Cerril “se expresa cómo un escritor se alimenta de la vida de otras personas y de sus propias experiencias para crear historias. Así lo señala el narrador: “Félix, que me proporcionó los elementos esenciales (Criaturas, situaciones, psicologías, gustos) para este relato” (27).

En la obra de Policarpo Varón también subyacen componentes eróticos. Esa capacidad del hombre de experimentar las respuestas subjetivas que evocan fenómenos físicos percibidos como deseo sexual, es asumida por los personajes como Silvio quien siente atracción por Edna y con ella experimenta sensaciones eróticas. “Estos son tus senos y estos tus muslos. No sabría nunca, como eran los pies de Edna. Tenía una erección nerviosa, indecisa. Puso la mano de Edna en su pene” (12).

En términos generales La magnífica tragedia, permite vislumbrar reflexiones en torno a la escritura artística y explota los diversos temores, motivaciones, problemáticas de los seres humanos cuando desean construir una historia ficticia. Así mismo La magnífica tragedia ofrece escenas eróticas que son manejadas mediante un lenguaje depurado y que en ocasiones se torna poético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada